La Navidad me huele a dulce

Todos los años cada Servicio de La Paz concursa al mejor Belén.

Hace 5 años la UCI Neonatal hizo un Belén de galletas y el pasillo olía a dulce, tan dulce que no había espacio para oler el desinfectante.

Mamá y yo estábamos ingresadas en el hospi, así que mamá recorrió muchas veces el pasillo.

Ese día yo llevaba unas gafitas de sol muy molonas para que las luces de la incubadora no me hicieran daño, eran importantes las luces, así que no podía salir, pero podían meter las manitas a través de los agujertitos de mi cuna espacial para tocarme y que yo supiera que estaban alli.

La abuela preparó una comilona como todos los años, la metió en tupper y la llevó a la sala de espera de la planta 9 maternidad, mamá, papá, el abuelo y la abuela hicieron una gran cena!!!

Cuando terminaron de cenar, fueron a verme y Nati, una de las enfermeras de Neonatos dijo “esta mamá se merece coger a su niña, ¿la sacamos aunque sea un ratito?”, me quitaron las gafitas y me pusieron en bracitos de mamá.

Ahhh el día de Noche Buena quitaron la tela y permitieron que se viera el Belén, había tanto trabajo detrás de él. Ganaron el concurso, no era la primera vez, el dinero fue donado al Banco de Alimentos.

cropped-logo-alba3-11.jpg

Puedes seguirnos en FacebookTwitterYouTube & suscribirte al Blog.

Para colaborar con nosotros a visibilizar la Miopatía Nemalínica comparte esta publicación. Si quieres ayudarnos con tapones, donativos o eventos haz clic aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s