El corsé…

En septiembre la radiografía dijo que la escoliosis se había parado, que seguíamos en 79 grados. Buenas noticias!!

Mamá pensaba “pensar que 79 grados son buenas noticias es ser muy optimista”, pero lo cierto es que desde que he nacido es la primera vez que no han aumentado los grados de escoliosis.

Visto que había funcionado, había que hacer uno nuevo, este, me quedaba pequeño.

Pues llevamos 2 semanas con el temita… se toma el molde, se pasa a fibra de vidrio y empiezan las mil pruebas para ver dónde me hace daño, si ajusta, si contiene, si alinea, si …

Con radiografía en mano (la radiografía se ha hecho con el corsé) , el nuevo corsé pone mi columna en 53 grados, así que sabemos que hay algo más de 20 grados que no están estructurados!

Hasta aqui la parte que os importa a los mayores.

Durante estos días de pruebas, he aparecido con el corsé a medias por el cole y mi amiga M dice super contenta “Alba si mueves el cuello” y entonces empezamos a bailar y se unen el resto de mis compañeros y mi profe decide dar espacio a ese momento porque veía en mi la cara de la felicidad más absoluta.

Al día siguiente aparezco sin corsé y entonces puedo coger cosas de las estanterías, cosas que antes no veía… y mi amiga M me pregunta “Alba, ¿tú quieres llevar corsé?” respondo que no y M se dirige a mamá “Ana, Alba no quiere llevar corsé, no se lo vuelvas a poner”.

Siguiente día aparezco con el nuevo corsé, con cara de dolor y mi amigo G le dice a mamá “Ana, quitale el corsé a Alba, no ves que esta sufriendo”.

Y todos mis amigos empiezan a corear “que se lo quite, que se lo quite”…

Como me molesta, quiero quedarme en el patio tumbada en clase y mis amigos hacen turnos para quedarse conmigo, cada día le toca a uno.

Hasta que el viernes mamá me dijo “Alba, se que eres muy pequeña, que aún no tienes 6 años, pero o llevas el corsé o te tienen que operar y quedarte 3 meses ingresada, mamá no ha encontrado otra solución. Necesito que me ayudes y que me digas donde te duele para arreglarlo” y el viernes funcionó, porque aunque no quiero el corsé, lo prefiero a quedarme en el hospi.

El sábado y el domingo, papá se ha puesto también de mi parte, con el lema de “no quiero verla sufrir”…

Así que mamá tiene que convencerme de los beneficios del corsé, frente a 10 amigos, un papá y un montón de adultos que miran a mamá con cara de “quizás podrías tensar menos la cuerda”.

Vamos a por la tercera semana… ya os contaré.

cropped-logo-alba3-11.jpg

Puedes seguirnos en FacebookTwitterYouTube & suscribirte al Blog.

Para colaborar con nosotros a visibilizar la Miopatía Nemalínica comparte esta publicación. Si quieres ayudarnos con tapones, donativos o eventos haz clic aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s