Cristina y Jota

Antes de que naciera Alba pasaba con ellos más tiempo que con mi familia. Ellos eran una parte importantísima de mi vida.

Ellos eran más que mis compañeros de trabajo.

Cuando Alba nació ahí estuvieron los primeros para hacerme reír.

Durante toda la hospitalización de Alba vinieron a vernos muchas veces, gestionaban mis papeles para que yo no tuviera que preocuparme… Si Alba necesitaba música ahí estaba Jota para grabar, si Alba necesitaba un carro determinado ahí estaba Cristina para buscarlo …

Cuando nos dieron el alta también estuvieron para acompañarnos en nuestros primeros paseos.

En las quedadas taponeras no faltaban a ni una.

Pero a mí me daba pereza verles… Sabía que no era justo así que me empeñaba en no mostrar mi pereza.

Ahora sé que reprensataban la vida que ya no volvería y eso no me gustaba. Ellos siguen trabajando y su vida ha continuado como era de esperar. La mía se dividió, es como si tuviese dos vidas, la de antes y la de ahora.

Esta nueva vida tiene sueños diferentes y formas de vivirlos más acordé a mi realidad. En esta nueva realidad volvéis a tener cabida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s