Gracias David

El martes volvimos a ver a David.

Mamá llegaba con un montón de cosas para decirle, que si había algo duro, que si ahora estaba tenso el lado contrario, que si había algo que latía, que me sonaban más las tripas que antes y hasta ¡que me había cambiado el olor del aliento!

David podría haber mirado a mamá con cara de esta mujer está loca, haberla dicho a todo que si pero haber hecho otra cosa, o discutirla todo.

Sin embargo, le dio explicación a todo ¡mamá no estaba loca!

Puede que lo que dijera mamá eran tonterías…, pero supo acoger la preocupación de mamá y transformarla en un “vamos a trabajarlo”

Ahhh lo que latía era la aorta y le dijo “siempre ha latido, pero nunca antes te habías parado a sentirlo”… ahora ya sabemos por dónde pasa esa arteria tan conocida!

Sabemos que la falta de actividad está cambiando mi cuerpecín y que estamos intentando hacer lo mejor posible…, que mi falta de movimiento acogerá nuestras bacterias (es posible que esto explique el cambio de olor en el aliento) y bichitos varios (no todos son covid-19) a los que nos enfrentaremos llegado el momento.

Un besito muy gordo de una pequeña que está en casa trabajando un montón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s